Qué son los rayos X y qué hacen:

Los rayos X son una forma de energía radiante, como las ondas de luz o de radio. A diferencia de la luz, los rayos X pueden penetrar el cuerpo, lo que permite producir imágenes de las estructuras internas. El radiólogo o el odontólogo pueden ver estas imágenes en una película fotográfica o en el monitor de una TV u ordenador.

Los exámenes por rayos X brindan información valiosa sobre la salud oral y cumplen un papel importante porque ayudan al médico a llegar a un diagnóstico preciso, lo que facilita el tratamiento preciso, evitando otros tratamientos innecesarios.

Los ultrasonidos (ecografías) y la Resonancia Magnética no utilizan rayos X y hasta donde conocemos, ni los ultrasonidos ni los altos campos magnéticos utilizados en la resonancia producen efectos perjudiciales.

Exposición de fondo natural

Todos los días estamos expuestos a la radiación proveniente de fuentes ambientales naturales, bien por materiales radiactivos que nos rodean, bien porque provienen del espacio exterior.

La principal fuente de radiación de fondo es el gas radón que proviene de la Tierra y se acumula en nuestros hogares, pero podemos añadir alguna dosis extra a través de la dieta, viajando en avión o realizando algunos exámenes médicos.

La dosis media soportada por un ser humano es de 2,4-3 milisieverts (mSv) al año. El milisievert (mSv) es la unidad científica de medición de la dosis de radiación. Mide la dosis de radiación absorbida por la materia viva, corregida por los posibles efectos biológicos producidos. Otras unidades de radiación son el rad, el rem, el roentgen, el sievert y el gray. 

Cada examen médico radiológico o de medicina nuclear proporciona una pequeña dosis adicional a la radiación natural global. La magnitud de esta dosis depende del tipo de estudio y se compara con el tiempo que tardaríamos en recibir la dosis equivalente de radiación natural. 

Una radiografía intraoral equivale a un día de radiación de fondo natural y un escáner dental a 20 días de radiación natural. Un escáner craneal con contraste, realizado en el hospital, equivale a la radiación natural recibida durante 16 meses.

En la Clínica Tiz-Tuz tenemos en cuenta los principios de la Academia Europea de Radiología oral y máxilofacial (AEROMF) por lo que las exploraciones radiológicas que solicitemos estarán basadas en la historia y el examen clínico. Estarán justificadas para cada paciente entendiendo que los beneficios son mayores que los riesgos.

Seguimos todas las normas de seguridad tanto para el paciente como para nuestro personal, dentro de un programa de garantía de calidad, que incluye el equipo, las técnicas y los procedimientos de control. Todo nuestro personal que participa en la obtención de una imagen radiológica ha recibido una formación teórica y práctica adecuada en relación con prácticas radiológicas y las competencias pertinentes en protección radiológica.

Bibliografía:

–  Basic principles for use of dental cone beam computed tomography: consensus guidelines of the European Academy of Dental and Maxillofacial Radiology. Horner.K, Islam M, Flygare L, Tsiklakis K, Whaites E. Dentomaxillofacial Radiology. 2009;38:187-95.

Evaluación de las dosis de radiación con los sistemas de tomografía computarizada de haz cónico en ortodoncia. MARTíNEZ, NATALIA ZAMORA, et al. Revista Española de Ortodoncia 41.1 (2011): 17-22.

 ¿Son seguros los Rayos X? Comité Técnico de Calidad en Radiodiagnóstico.

4 – Dosis de radiación en exámenes de rayos X y TAC. Radiological Society of North America (RSNA) . radiology.org


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollado por Labox