Es un tratamiento que limpia y desinfecta el interior del diente (los conductos ubicados en la raíz) y permite mantener este diente en boca, también el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad. Ayudando a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y que con un adecuado cuidado puede durar como el resto de su dentición.

La Endodoncia está indicada cuando la pulpa está afectada seria e irreversiblemente por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula. También podría estar aconsejada la endodoncia en dientes que requieran grandes tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

A día de hoy, es un tratamiento con un gran porcentaje de éxito clínico, prácticamente indoloro con los anestésicos, las nuevas técnicas clínicas y la inestimable ayuda del 3D, que nos permite ver la forma de los conductos y complementar el diagnóstico de cada caso.

Siempre la primera opción a elegir será conservar el diente natural, salvo que las condiciones mecánicas y periodontales de este diente contraindiquen el tratamiento y hay que optar por la Extracción o Exodoncia.

REENDODONCIA

Es una intervención que se realiza cuando una endodoncia previa no tenido éxito, para intentar conservar el diente en el lugar que ocupa en la arcada dentaria, manteniendo una función adecuada. Se vuelve a limpiar y desinfectar los conductos, se eliminan los materiales de relleno utilizados en la endodoncia previa, se limpian los conductos radiculares y se rellenan con un material adecuado, en una o más sesiones según la complejidad del caso.

CIRUGÍA PERIAPICAL

Como consecuencia de diferentes patologías (caries, traumatismos dentarios…) se puede producir una necrosis de la pulpa, seguida de una infección crónica en la región apical o periapical de la raíz del diente, que con el tiempo puede desarrollar un granuloma y en ocasiones quistes dentarios que pueden persistir pese a realizar un tratamiento de endodoncia convencional. La cirugía periapical trata de eliminar estas lesiones y permitir la curación de los tejidos que rodean el diente, mediante el acceso a través de la encía directamente a  la lesión.

Desarrollado por Labox