Este tratamiento es el que me palia el dolor crónico y me permite recuperarme tanto emocionalmente como físicamente. Una  vez voy alcanzando esa mejoría general, el dolor no retorna ni a la misma intensidad ni frecuencia, por lo que sigo mejorando en todos los aspectos que se veían afectados por el dolor permanente.

Recurro a este tratamiento, cada vez que lo necesito, con los mismos buenísimos resultados en todos los aspectos. Y siempre sigo las indicaciones del médico que son absolutamente necesarias e indicadas en cada momento.

Desarrollado por Labox